El día que los nazis intentaron revivir animales extintos sólo para cazarlos

El deseo por crear una “raza perfecta” fue llevado hasta el reino animal.

Existen cientos de rumores que giran en torno a las estrategias y experimentos nazis, pero aunque parezca extraño, muchos de ellos superan la ficción. Por ejemplo, intentaron encontrar el reino de Agharta que supuestamente era subterráneo y se extendía por todo el mundo; Hitler estuvo obsesionado con encontrar la lanza que atravesó a Cristo… y recientemente un documental de National Geographic evidenció que existía un plan para “revivir” razas extintas de animales y dominarlas.

El documental se llama Los monstruos del Jurásico de Hitler, y en él se especifican los pasos que se pretendían seguir para lograr su objetivo. Todo venía de las mentes de los zoólogos, quienes también eran hermanos e hijos del director del zoológico de Berlín, Lutz y Heinz Heck, quienes desarrollaron este proyecto antes de que los nazis se involucraran. Pero, después de que los científicos forjaron lazos con Hermann Göring, el segundo al mando de Hitler, tuvieron muchos más recursos para llevarlo a cabo.

Experimentos nazis en animales
Foto: National Geographic España

El experimento

Los nazis estaban obsesionados con la historia “aria” de Europa. Antes de la década de 1940 los experimentos en humanos eran limitados, la cría de ganado era una forma estándar de crear nuevas razas de animales para diversos usos. La idea entonces con las vacas era la cría selectiva de ganado, para que volviera a una forma temprana de la raza.

Lo primero que intentaron hacer fue revivir al “auroch” o “uros”, una raza de ganado salvaje, violenta y de gran tamaño, así como al “tarpan”, el ancestro salvaje y agresivo del caballo moderno. Para este proyecto, los nazis dispusieron del bosque de Bialowieza en Polonia, donde vivían lobos, linces, alces y algunos de los últimos bisontes europeos.

Experimentos nazis
Foto: El Periodico

Después de 14 años realizando pruebas en el laboratorio, Lutz Heck logró criar lo que pensó que era un “uro”, con grandes músculos y fuertes enormes cuernos. Sin embargo, se trataba de una especie de aspecto similar, pero con genes como los de cualquier ganado. Este “triunfo” fue utilizado como material de propaganda, durante la Segunda Guerra Mundial como una ilustración más de la fuerza y pureza del Tercer Reich.

Los uros o vacas Heck

Los uros eran una especie de toro salvaje, que una vez vivió por los bosques de Europa, pero fueron cazados hasta su extinción en el siglo XVII. La imitación de los hermanos Heck, era un poco más pequeña que la original, pero conservaba el cuerpo musculoso, la tez morena oscura y el flequillo desgreñado de color café. El ganado fue mayormente destruido después de la caída del nazismo en 1945, aunque algunos han sobrevivido en reservas naturales dedicadas a la preservación de especies en peligro de extinción (incluido el bisonte salvaje) entre Polonia y Bielorrusia.

Experimentos en vacas heck
Comparativo uros extintos con vacas de Heck,  Foto: Wikimedia Commons

Derek Grow, un granjero británico, logró conservar algunas especies de vacas Heck en su granja en West Devon, pero en el año 2009 fue noticia, debido a que reportó el sacrificio de su rebaño por el comportamiento violento de sus animales, quienes incluso habían intentado matar en repetidas ocasiones a su personal.

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .