Demonio

En una iglesia entró un niño a confesarse.

-¡Padre me he portado mal! he robado, ¿como puedo ser perdonado?- Dijo el pequeño preocupado.

-Bueno hijo el robo es algo muy malo, pero yo puedo ayudarte, vamos ahí atras y te quitaras la ropa. Yo me encargaré de limpiar tu cuerpo y tu alma- dijo el padre con malicia.

Este “padre” era un miserable pedófilo, pero se vá a sorprender, a medida que este niño se quitaba la ropa su cuerpo se hiba transformando y cuando estuvo desnudo, su apariencia era demoniaca..

-¡He venido por ti!- Le dijo el demonio.

-No puedes hacer eso, dijo el “padre” esta es la casa de DIOS y no tienes derecho a entrar aquí.

El demonio respondió:

-En la puerta de esta iglesia hay un ángel y me ha permitido entrar para reclamar lo que es mio, tu alma maldita.

El demonio lo tomó y entre luces y sombras lo arrastró al infierno.

El ángel quien escuchó todo dijo:

– Es verdad aquí no debía entrar aquel demonio, pero si ya había otro dentro haciéndose llamar “padre”, me pareció buena idea que éste entrara para llevarlo a donde pertenece.

Deja un Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .